martes, 28 de enero de 2020

Revelador Hallazgo... Don Emilio Ascárraga fue quien sugirió a Goar Mestre que comprara CMQ Radio en 1943 en vez de montar una emisora desde cero

Aunque se manejó de manera privada, es bastante conocida la relación que hubo entre Emilio Azcárraga, el gran Zar de la TV mexicana y Goar Mestre magnate de origen cubano y también tildado de ser El Rey de la TV según su propio biógrafo Pablo Sirven quien inició una relación con Goar en 1983 hasta unos pocos meses antes de su muerte en 1994 en Buenos Aires. 


Lo que no se ha dado mucho la luz y por lo menos para mi es un hallazgo relevante ya que el libro de por si es difícil de conseguir, es que fue el propio Don Emilio Azcárraga quien le da la idea y convence a Goar junto a su hermano Abel de comprar la CMQ Radio. 

Todo comenzó en una visita a Mexico de Goar en 1943 en plena Segunda Guerra Mundial, la televisión todavía no existía:

(Fragmento de la biografía oficial de Goar Mestre: "El Rey de la TV" por Pablo Sirven)


... "Aunque Goar  sentía admiración por Don Emilio, también se sentía intimidado ante “El Tigre” (como le decían a Emilio Azcárraga). Más que la edad —(le llevaba 17 años)—, lo apabullan sus definiciones tajantes: “Un hombre que a los 30 años no ha conseguido su primer millón de dólares no sirve para nada”.
Su franca carcajada no hace más que mortificarlo: Goar y sus hermanos están aún muy lejos de esa meta. Cuando se vieron por primera vez, Mestre tenía 28 años y a pesar de que Azcárraga todavía era un hombre joven de 45, Mestre lo consideraba un anciano.
El super-magnate le tomó aprecio enseguida: lo llevaba a almorzar a lujosos restaurantes y llenaba sus oídos de consejos.

Mestre viaja a México en busca de artistas para realzar sus programas de Kresto, Kolynos y las otras marcas que representa y fabrica en su país.
—¡Ah!, pues hombre, usted tiene que llevarse —el zar sugería paternalmente— a las hermanas Águila, a Lupita Palomera y a Toña la Negra.

Algun tiempo después, ahora el amo de la radio mexicana lo espera en una suite del Waldorf Astoria en NY, Mestre quería montar una cadena de radio....

—"Usted no puede poner una cadena de radio porque estamos en plena guerra. No conseguirá equipos por ningún lado. Lo que tiene que hacer —ordena— es comprar una de las dos cadenas que ya están en el aire"... —Pero, don Emilio, no están en venta.
—Pues hombre —Azcárraga esboza una sonrisa condescendiente—, todo se vende en esta vida. Hágales una oferta, consígase buenos socios y yo pondré, como socio minoritario, 250 mil dólares.
Goar dirige sus cañones hacia Miguel Gabriel y su CMQ. Su cara blanca e interminable se ilumina.

Ya de regreso en La Habana, se reúne con el dueño de la entonces CMQ...

—¿Y quién quiere comprar la CMQ? —inquiere Gabriel y su respiración se acelera.
—Nosotros, un grupo que estamos formando.- responde Goar - 
Gabriel dibuja sobre su boca la señal de la cruz. El sirio libanés se persigna cuando un negocio le interesa.
—Bueno, mira, yo te la vendo, pero si aceptas tres condiciones: la primera es que no se la quiero vender a ningún americano; la segunda es que deseo dejar una parte importante de lo que me paguen invertida en la planta, porque no sabría qué hacer con tanto dinero. Y la tercera condición, que es para mí la más importante, es que vendo la CMQ solo si la manejas tú.
—Yo no sé nada de radio —intenta zafar Goar—; además tengo otros negocios que atender. Definitivamente no puedo ocuparme de la radio.
—Pues entonces, no te la vendo. Creo que debes ser tú quien la maneje: eres cubano, pero te has educado en los Estados Unidos. Sabes muchísimas cosas de negocios que a mí se me escapan. Soy un hombre muy limitado —el soberano de la CMQ hace un gesto inesperado de humildad—; acuérdate que comencé como vendedor ambulante… me estoy poniendo viejo —exagera porque tiene solo 45 años, pero la gordura ha
envejecido su cuerpo—…, y a mí lo que me gusta es andar en moto. Sería bueno poder liberarme un poco de todo esto, siempre y cuando se hiciera cargo alguien de confianza. Y esa persona eres tú..
Abel Mestre “dibuja” una original forma de asociación: los Mestre pondrán solo 50 mil dólares y, sobre el saldo de 675 mil dólares a los que aspira Gabriel, pagarán anualmente un interés del 4 por ciento, amortizando el total con el 25 por ciento de las utilidades que se vayan generando. A cambio de esa facilidad, Gabriel y Cambó seguirán siendo dueños del 50 por ciento de las acciones.

Así se forma el consorcio de lo que mas tarde sería el Circuito CMQ (Radio y Televisión) sugerido por Don Emilio Azcárraga. Los Mestre, como dueños mayoritarios acapararon un gran éxito hasta que en 1960 intervienen los medios en Cuba y pierde su Circuito CMQ.

Ante el golpe, no se rinde y se marcha a Argentina y después de montar una productora con parte del capital que pudo salvar, funda Canal 13 y lo maneja con éxito hasta que en 1974 los medios entran en un proceso de estatización ordenado por Maria Estela Martínez de Perón y se intervienen los canales 9, 11 y 13.  

Hay que acotar como algo casi único, que Goar Mestre perdió sus estaciones dos veces, en Cuba con la llegada de la Revolución en 1960 y en 1974 en Argentina. 

Cumplió su deseo de regresar a Cuba en una visita que pidió fuera privada cuando enfermó de cáncer antes de morir en 1994, tenia 81 años.


Gracias por visitar: www.historiasdelatv.com 









No hay comentarios.:

Publicar un comentario